Movimiento Olímpico

El origen del Movimiento Olímpico

El 23 de junio de 1894, en el Congreso Internacional de París en la Sorbona, el francés Pierre de Coubertin creó el Comité Olímpico Internacional (COI) y el Movimiento Olímpico.

La visión que tenía Pierre de Coubertin de los Juegos Olímpicos se puede resumir de la siguiente manera:
“¿Por qué he reinstaurado los Juegos Olímpicos? Para ennoblecer y reforzar el deporte, garantizar su independencia y perduración, y darle la posibilidad de cumplir la misión educativa que debe desempeñar en el mundo moderno”.

Pierre de Coubertin es también el autor de la célebre máxima que caracteriza a los Juegos:
“Lo importante en la vida no es triunfar, sino combatir; lo esencial no es haber ganado, sino haber luchado bien”. Pierre de Coubertin, Londres, 1908.
El congreso decidió rápidamente las ciudades que acogerían las dos primeras ediciones de los Juegos Olímpicos modernos: Atenas en 1896 y París en 1900.

El Movimiento Olímpico: una definición

“Bajo la autoridad suprema y el liderazgo del Comité Olímpico Internacional, el Movimiento Olímpico abarca las organizaciones, atletas y demás personas que se ajusten a la Carta Olímpica” (Carta Olímpica, 2013, Norma 1). “El Movimiento Olímpico es la acción concertada, organizada, universal y permanente, ejercida bajo la autoridad suprema del COI, sobre todas las personas y entidades inspiradas por los valores del Olimpismo. <…> La pertenencia al Movimiento Olímpico exige ajustarse a la Carta Olímpica y contar con el reconocimiento del COI” (Carta Olímpica, 2013, Principios fundamentales). “Además del COI, el Movimiento Olímpico incluye las federaciones deportivas internacionales (FI), los comités olímpicos nacionales (CON), los comités organizadores de los Juegos Olímpicos (COJO), todas las demás federaciones, instituciones y organizaciones reconocidas, así como a atletas, jueces, árbitros, entrenadores y otros miembros técnicos del mundo del deporte. El objetivo del Movimiento Olímpico está claramente definido en la Carta Olímpica: “El objetivo del Movimiento Olímpico es contribuir a la construcción de un mundo mejor y más pacífico, educando a la juventud a través de una práctica deportiva conforme con el Olimpismo y sus valores” (Carta Olímpica, 2013, Norma 1).

El COI
El COI es la autoridad suprema del Movimiento Olímpico. Desde un punto de vista jurídico, el COI es una organización internacional no gubernamental, sin ánimo de lucro, en forma de asociación dotada de personalidad jurídica, reconocida por el Consejo Federal suizo, y cuya duración es ilimitada (Decisión del 17 de septiembre de 1981). Al principio, la sede administrativa del COI estaba situada en París. Pero, desde el 10 de abril de 1915, se halla en Lausana (Suiza).

Los comités olímpicos nacionales
Más de 200 CON de la familia olímpica ejercen de “embajadores”. Como tales, su labor en sus respectivos países es de primordial importancia para el Movimiento Olímpico. Su misión está claramente definida en la Norma 27 de la Carta Olímpica. Tienen la responsabilidad de enviar a sus participantes a los Juegos y de prestar apoyo a las potenciales ciudades sede en sus países. Además, deben promover constantemente el Movimiento Olímpico, su labor y sus principios fundamentales en sus actividades. Los CON forman cinco asociaciones continentales, que están representadas en la Asociación de Comités Olímpicos Nacionales (ACNO).

Las federaciones internacionales
Las federaciones deportivas internacionales (FI) son organizaciones internacionales no gubernamentales reconocidas por el COI que administran uno o varios deportes a nivel mundial. En el momento de la creación del COI, en 1894, había muy pocas FI. Actualmente, 28 FI de deportes de verano, 7 de deportes de invierno y 33 federaciones internacionales reconocidas están afiliadas al Movimiento Olímpico.

Las FI tienen la misión de supervisar y dirigir los aspectos técnicos de sus deportes durante los Juegos Olímpicos. Establecen asimismo los criterios de admisión para las competiciones de los Juegos, de conformidad con la Carta Olímpica. Participan activamente en la fase de evaluación del proceso de candidatura de las ciudades aspirantes. Colaboran con el COI en la lucha contra el dopaje en el deporte. A fin de abordar problemas comunes y acordar los calendarios de competición, las federaciones internacionales de deportes olímpicos de verano, las de deportes de invierno y las federaciones internacionales reconocidas han creado asociaciones: la Asociación de Federaciones Internacionales de Deportes Olímpicos de Verano (ASOIF), la Asociación de Federaciones Internacionales de Deportes Olímpicos de Invierno (AIOWF), la Asociación de Federaciones Deportivas Internacionales Reconocidas por el COI (ARISF) y SportAccord, que reúne también a otras federaciones.

Los comités organizadores de los Juegos Olímpicos (COJO)
El COI confía la organización de los Juegos Olímpicos al CON del país de la ciudad sede y a la propia ciudad. Para ello, el CON crea un comité organizador de los Juegos Olímpicos que, desde el primer momento, está en contacto directo con el Comité Olímpico Internacional, de quien recibe las instrucciones.
El órgano ejecutivo del COJO incluye: al miembro o los miembros del COI en el país, al presidente y al secretario general del CON y, al menos, a un miembro que represente la ciudad sede y sea designado por la misma. El COJO debe llevar a cabo sus actividades de conformidad con la Carta Olímpica y el contrato de ciudad sede celebrado con el COI, el CON y la ciudad. A continuación les ofrecemos un breve resumen de la labor de un comité organizador:
• colocar a los distintos deportes del programa en un plano de igualdad y garantizar la celebración de las pruebas de acuerdo con los reglamentos de las FI;
• elegir o, en caso apropiado, reformar las instalaciones necesarias: lugares de competición, estadios y salas de entrenamiento; prever el material necesario;
• alojar a los atletas, a sus acompañantes y a los oficiales;
• organizar actividades culturales, uno de los elementos esenciales de los Juegos Olímpicos.

Juegos de la Olimpiada y Juegos Olímpicos de Invierno

Juegos de la Olimpiada
Atenas 1896 México 1968
París 1900 Múnich 1972
San Luis 1904 Montreal 1976
Londres 1908 Moscú 1980
Estocolmo 1912 Los Ángeles 1984
Amberes 1920 Seúl 1988
París 1924 Barcelona 1992
Ámsterdam 1928 Atlanta 1996
Los Ángeles 1932 Sídney 2000
Berlín 1936 Atenas 2004
Londres 1948 Pekín 2008
Helsinki 1952 Londres 2012
Melbourne/Estocolmo1956 Río 2016
Roma 1960 Tokio 2020
Tokio 1964 2024

 

Juegos de Invierno
1924 Chamonix 1980 Lake Placid
1928 St Moritz 1984 Sarajevo
1932 Lake Placid 1988 Calgary
1936 Garmisch-Partenkirchen 1992 Albertville
1948 St Moritz 1994 Lillehammer
1952 Oslo 1998 Nagano
1956 Cortina d’Ampezzo 2002 Salt Lake City
1960 Squaw Valley 2006 Turín
1964 Innsbruck 2010 Vancouver
1968 Grenoble 2014 Sochi
1972 Sapporo 2018 PyeongChang
1976 Innsbruck 2022

 

Los principios del Olimpismo y los valores del Movimiento Olímpico

“El Olimpismo es una filosofía de vida, que exalta y combina en un conjunto armónico las cualidades del cuerpo, la voluntad y el espíritu. Al asociar el deporte con la cultura y la educación, el Olimpismo se propone crear un estilo de vida basado en la alegría del esfuerzo, el valor educativo del buen ejemplo, la responsabilidad social y el respeto por los principios éticos fundamentales universales” (Carta Olímpica, Principios fundamentales del Olimpismo, Artículo 1).
Los principios fundamentales del Olimpismo inscritos en la Carta rigen el Movimiento Olímpico a nivel individual y organizativo.

Los principios del Olimpismo

  • No discriminación: el Movimiento Olímpico se esfuerza por garantizar una práctica deportiva sin ningún tipo de discriminación.

  • Desarrollo sostenible: el Movimiento Olímpico organiza y lleva a cabo programas que tienen en cuenta un desarrollo económico, social y medioambiental sostenible.

  • Humanismo: las actividades del Movimiento Olímpico colocan al ser humano en el centro de sus preocupaciones, a fin de que la práctica deportiva siga siendo un derecho humano.

  • Universalidad: el deporte es de todos. En todas sus decisiones e iniciativas, el Movimiento Olímpico tiene en cuenta el impacto universal que puede tener el deporte en los individuos y en la sociedad.

  • Solidaridad: el Movimiento Olímpico se compromete a elaborar programas que, juntos, aporten una respuesta social pertinente y compleja a las cuestiones que son de su competencia.

  • Relación entre el deporte, la educación y la cultura: el Movimiento Olímpico se compromete a promover un espíritu del Olimpismo basado en la convergencia entre el deporte, la cultura y la educación.

Los valores olímpicos:

  • Excelencia: según el ideal olímpico, este valor consiste en dar lo mejor de sí, ya sea en la competición o en la vida de cada día. No se trata únicamente de ganar, sino de participar, avanzar en la consecución de sus objetivos personales, esforzarse al máximo cotidianamente y aprovechar la sana asociación de un cuerpo, una voluntad y un espíritu fuertes.

  • Amistad: el Movimiento Olímpico fomenta los lazos de unión y la comprensión mutua entre las personas. La amistad designa la construcción de un mundo mejor y pacífico gracias a la solidaridad, el espíritu de equipo, la alegría y el optimismo en el deporte. Los Juegos Olímpicos inspiran a la gente a superar las diferencias políticas, económicas, sexuales, étnicas o religiosas y a entablar amistades a pesar de dichas diferencias. Para los atletas, este valor significa establecer vínculos duraderos con sus compañeros de equipo y con sus contrincantes.

  • Respeto: Este valor representa un principio que debería guiar a todos los participantes en los programas olímpicos. El respeto se refiere a uno mismo y a su cuerpo, a los otros, a las normas y al entorno. Se sustenta en la actitud de juego limpio que deberían adoptar los atletas y en su compromiso para luchar contra el dopaje.

La Carta Olímpica

La Carta Olímpica codifica los principios fundamentales del Olimpismo, las normas y los textos de aplicación adoptados por el Comité Olímpico Internacional (COI). Es el documento que rige la organización, las actividades y el funcionamiento del Movimiento Olímpico, así como las condiciones de la celebración de los Juegos Olímpicos.