Los hermanos Pacheco fueron incontrastables en la 32 edición de la Maratón de Los Andes

RAÙL PACHECO SE CONSAGRÓ POR TERCER AÑO CONSECUTIVO, MIENTRAS CHRISTIAN, SU HERMANO MENOR, OCUPÓ EL SEGUNDO LUGAR. LA PUNEÑA WILMA ARIZAPANA GANÒ EN DAMAS.

Huancayo, 20 de noviembre (Por Paul Huanqui A., especial para el Comité Olímpico Peruano). Son los dueños de las alturas. Los hermanos Pacheco y la puneña Wilma Arizapana hicieron historia esta mañana al imponerse sobre otros destacados atletas nacionales y extranjeros y ocupar los primeros lugares en la edición 32 de la Maratón Internacional de Los Andes.

El atleta nacional Constantino Leon, olímpico en Beijing 2008, ganó en la categoría Máster marcando 1 hora con 9 minutos en el cronómetro. El podio fue completado por Alfredo Távara, segundo, y Humberto Obregón, en el tercer lugar.

Hace tres meses, los fondistas huancainos corrieron juntos bajo el clima sofocante que envolvió la prueba 42 kilómetros con 195 metros de los Juegos Olímpicos Río 2016, y aquella vez Christian estuvo peleando solo los primeros lugares para volver a encontrarse con su hermano mayor en la meta, rodeados de aplausos y arengas de una veintena de peruanos que los acompañaron en el Sambódromo de la Cidade Maralvilhosa.

Este domingo, pese al extrovertido sol mañanero y las pocas pero estrepitosas hondonadas que arqueaban el asfalto en la margen izquierda del Carretera Central, los corrredores huancas formaron desde el kilómetro 15 de la ruta un tándem inseparable, cuya cifra mágica fue el '14' -uniendo sus números de corredores sobre sus indumentarias color rojo-, y que se mantuvo hasta el momento en que cruzaron la línea de meta en el Estadio de Huancayo, recibidos por el calor y pechos inflados de orgullo de centenares de aficionados locales y de distintas regiones del país.

En su quinta participación en la Maratón Internacional de los Andes, Raúl Pacheco consigue enfilar tres trofeos de manera consecutiva. Hoy el dos veces olímpico (Londres 2012 y Río 2016) registró 2 horas, 21 minutos con 27 segundos.

El chip electrónico quiso que, a pesar de haber llegado junto a su hermano mayor, Christian Pacheco tuviera un registro apenas arriba por un segundo; no obstante el más pequeño de la dupla dinámica se cobró su revancha del infortunado debut en la edición del año pasado, cuando tuvo que abandonar a 12 kilómetros de la meta.

Raul Pacheco iguala la línea de títulos que compartían Hugo Gavino Salazar (1984-1986) y Orlando Calderón Yachachi (1987-1989). El corredor con más consagraciones sigue siendo su coterráneo Miguel Mallqui Ichavarría, con siete triunfos (1996, 1998, 1999, 2000-2002 y 2004).

"Fue una carrera muy táctica y la estrategia tuvo efecto a partir de los 15 kilómetros cuando tomamos el liderato, lo mantuvimos y conseguimos la victoria. Le agradezco a todas las personas que nos acompañaron durante la ruta y en el estadio. Correr por mi país y más aún correr en mi Huancayo, en mi tierra, y junto a mi hermano son motivos de gran orgullo", expresó Raúl Pacheco, acompañado por su esposa y ex fondista nacional Elelyn Guerra Soto y sus dos menores hijos, Diego y Sebastián. Raúl les dedicó la copa de campeón a su familia y espera utilizar los 10.000 dólares americanos del primer puesto para encarar los próximos torneos internacionales en su camino hacia los Juegos Panamericanos Lima 2019.

"Entrar al estadio y cruzar la meta junto a mi hermano me hace más feliz que haber logrado el segundo lugar. No todos los años se cruza la meta junto a un hermano, quien para es mi maestro y un gran apoyo", manifestó Christian Pacheco, el de menor edad en ese 'dream team' que ratifica y hace brillar el rótulo de Huancayo como la 'Cuna del Fondismo Peruano'.

El tercer lugar fue para el fondista ecuatoriano Miguel Almachi, olímpico en Río 2016, quien trató de alcanzar al binomio huanca pero entrando a los últimos 10 kilómetros, ya le habían sacado una ventaja de más de 400 metros. Él corredor nacido en el Ombligo del Mundo cronometró un tiempo de 2 horas:23 minutos.48 segundos.

"Tuve solo tres semanas de preparación y por eso que perdí algo de ritmo a 10 kilómetros de la meta. La ruta estuvo muy dura, pero fui inteligente y eso se vio reflejado en el resultado. Más allá de eso, me sentí en casa durante todo el recorrido y espero tener un mejor resultado el próximo año", declaró Almachi, maratonista ecuatoriano quien espera llegar en la mejor forma a Lima 2019.

ORO AL SUR
La partida del pelotón de élite femenino tuvo a la cabeza a la puneña Wilma Arizapana, quien peleó hasta los 25 kilómetros por despuntarse del férreo acoso de las corredoras keniatas, entre ellas la campeona del 2015, Escola Kiptoo, quien culminó hoy en el cuarto lugar.

El arribo de la corredora nacional al emblemático escenario de llegada para la maratón, marcando un tiempo de 2 horas, 47 minutos y 29 segundos, fue vitoreado porque la medalla de oro se quedaba en el Perú.

Las atletas keniatas Margaret Toroitich (2h:51min:19s) y Carolyne Komen, llegaron en la segunda y tercera casillas respectivamente.

"Destaco mucho el espíritu deportivo de la gente y autoridades en Huancayo. Conseguí este logro gracias a mi familia, a la empresa Herbalife, al Programa Nacional de Maratonistas. Sin embargo, este año me hubiese gustado estar en los Juegos Olímpicos, quedé muy cerca de la marca para estar en Río 2016. Espero estar en Tokio 2020 y ganar para el Perú una medalla en los Juegos Panamericanos que se harán una año antes", dijo Arizapana, fondista que representó al país en el certamen multideportivo del año 2012, realizado en Londres.

La Ciudad Inconstrastable lució su carrera con los triunfos de Arizapana, León y los hermanos Pacheco, los cuatro olímpicos nacionales, pero sobre todo se infla el pecho por estos dos últimos, quienes siguen demostrando que Huancayo tiene fondistas a su altura.

Palabras Clave :

Atletismo, , Maratón de los Andes, , Huancayo, , Raúl Pacheco, , Christian Pacheco, , Wilma Arizapana, , Constantino León, ,
2017-08-31
Dialogo necesario